MI TIEMPO…¿ME PERTENECE?

MI TIEMPO…¿ME PERTENECE?

tiempo

Vivimos corriendo, pensamos corriendo, amamos corriendo……..

Entre el despertar del día y, la noche,hay solo un suspiro. Que por supuesto, lo damos corriendo! No tenemos tiempo para  disfrutar de la llegada de la primavera y, cuando queremos hacerlo,  nos encontramos los primeros copos de nieve. Bueno, no pasa nada. Hay otras primaveras. Otro año será. Pararemos el ritmo y, nos tomaremos un suspiro. Sin prisas,  somos los dueños de nuestro tiempo, está todo controlado.¿Lo está?

trabajo

Pero….mientras esto pasa…mientras llega el momento oportuno…¿dónde estamos? ¿A que dedicamos, lo mas valioso que tenemos? Nuestro tiempo. Pasamos el día encerrados en el despacho,  atrapados entre el ruido del aire acondicionado, el retintín del teclado  del ordenador y miles de cosas por solucionar. Discuciónes, teléfonos, crispación, nervios, renuncia, escape. ¿Escape?

vacai

Una semana, o si tienes suerte dos, te escapas de vacaciones. Un cambio de aires, un tiempo de stand by, que por supuesto, !pasa corriendo! Dejamos atrás nuestra realidad,  pero no desconectamos del todo. Visualizamos entre las olas del mar, los quehaceres que nos espera a la vuelta. No queremos hacerlo, sin embargo…es inevitable.

Las vacaciones finalizan. Regresamos a nuestro hogar con algún obsequio bajo el brazo y, la depresión post vacacional. Retomamos ansiosos a la rutina, con la vista puesta en el próximo parón. Como si fuésemos unos robots programados, unos prisioneros de nuestras propias vidas. Como si los hilos del tiempo, los movería una fuerza, muy superior a nosotros.

Y, algún día, llega el despertar. Mi tiempo es mío y, yo soy el dueño. Yo digo, el qué, el como y el cuando. Miro atrás y me arrepiento. Miro adelante y me entran ganas de llorar. Ya no me queda tiempo.

 

 

LA DULCE ESPERA

 

espera

LAS EXPECTATIVAS PUEDEN HACER DAÑO

Cuando esperamos algo con  mucha ansia deseamos que las cosas salgan bien, que el resultado sea positivo. Nos pasamos los días,  entusiastas, llenos de energía,  contando las horas para que la meta deseada se haga realidad. Adornamos en nuestra mente la realidad hasta al punto de visualizarla. Nuestra meta esta ahí, delante de nuestros ojos; perfecta, redonda, solo falta alargar la mano y tocarla.

alegria

Pero, ¿qué pasa cuando nuestras expectativas se ven truncadas? ¿Cuando aquello que deseamos sale mal, extremadamente mal? O simplemente …no llega. Ni hoy, ni mañana, ni …nunca. La bola de felicidad se va desinflando día tras día, nos sentimos defraudados, olvidados y menguados. Nos sentimos frustrados.  Alargamos la mano, pero en vez de sentir el peso y la textura de eso que anhelamos, nos encontramos un enorme vacío.

tristeza

El paso de la frustración a la desesperación en muy pequeño y nos invade un sentimiento de impotencia.  ¡Estamos mal con nosotros mismos!

Y la Ley de Murfy no tarda en aparecer: Si una cosa te sale mal, tranquilo(a), hay sitio para que otras te salgan mal, también.

La mejor pauta( y la que a mi personalmente más me ha ayudado) es dosificar la importancia de nuestra meta. Lo que esperamos que pase,¿nos cambiará la vida?  ¿Tendrá la misma importancia dentro de…dos meses? ?Y dentro de una año?

Si es que sí, entonces es una meta trascendental y se merece que le demos la importancia merecida. Sí, por cosas significativas, hay que luchar e ilusionarse. Atraer lo bueno.Atraer lo mejor.

Si es que no, entonces hay que ilusionarse lo mínimo. Si nos sale bine, estupendo, si nos sale mal, a por otra meta. No es el fin del mundo. No hay que amargarse, ni atraer lo malo.

Y ahora llegó al propósito de mi post .¿Cómo manejar la espera? ¿Cómo hace que parezca dulce algo que viene con etiqueta de fabrica de amargo?

¿Qué hacer mientras se espera?

  1. Mantenerte activo. No dejar la mente vagar por donde ella quiere. Mientras mantengamos ocupados el cuerpo y la mente, podemos controlar la ansiedad y dominarla. Sal a correr, ordena esos cajones que llevas tiempo deseando, queda con tus amigos, ves al cine, lee un buen libro. Sobre todo esto.
  2. No esperes  que otra gente actué como tú actuarias. Sí de acuerdo, para ti es de vital importancia recibir este correo hoy( puesto que la otra parte así te lo ha indicado), pero si no es así, no te agobies.Puede que la otra parte está muy ocupada y no ha llegado a todo.
  3. Los tempos son diferentes para según qué personas. Permita un margen de error.  Permita que la gente cometa errores.
  4. No te limites a tener una única opción. Si es posible no confíes tus ilusiones a una sola persona. Ten un abanico amplio a mano de posibilidades. Si la espera ha terminado y el resultado no es el deseado, borrón y cuenta nueva. Tu abanico está lleno de un mundo entero por descubrir. Sal y ábrete al mundo. Y las cosas buenas vendrán.

 

 

 

 

MI PRIMERA VEZ

cropped-cropped-book-wallpaper__yvt2.jpg

Tras meditar y reflexionar mucho sobre que debería contener “mi primera entrada” , he decidido que lo mejor sería contar como han sido mis inicios como escritora. Yo misma, cuando descubro algún autor nuevo y me gusta su obra, busco datos de “su primera vez” y de sus inicios, porque creo que es la primera conexión entre autor y lector.

Hasta hace poco, yo  estaba en el otro bando, el de los “lectores” y nunca me había planteado pasarme al bando de los “autores“. Con este dato quiero animar a escribir a todos los que estáis apasionados por la lectura, pero no os atrevéis a dar el paso. Hacerlo, porque es posible. Si tienes una buena historia y una base literaria, puedes conseguirlo.

pasos

El paso del bando de los lectores al de los autores, es uno pequeño y a la vez muy grande y creo que una vez que lo has dado, tu vida cambia para siempre. Leí hace poco en un blogg de un autor reconocido, que una vez que empiezas a escribir,  percibes la vida por la prisma del escritor. Es decir que te fijas en todos los detalles, te haces preguntas sobre hechos cotidianos, buscas respuestas y vives en un continuo estado de “quiero saber”. Por ejemplo si escuchas en la tele una historia de una familia que ha utilizado a su hija enferma para lucrarse y ganar dinero( es el caso de Nadia, que sale casi todos los días en la prensa), un escritor no solo escucha la noticia sino que va mas allá si y se pregunta como era el día a día de esta familia, como han llegado al extremo de utilizar a la pequeña, cuales eran sus sentimientos, como lo vivía la niña, etc.

Bueno, creo que me estoy alejando de mi objetivo de esta entrada, donde pretendía contaros “mi primera vez”. Comencé a escribir como parte de una terapia. Me ayudaba a relajarme y era el único momento del día que me pertenecía en totalidad. Allí en la vida de mis personajes yo era la dueña, la que decidía “el cómo y el cuando”( mas adelante escribiré sobre este tema).Al cabo de medio año,  terminé mi primera novela y la gran pregunta llegó a mi vida: ¿Y AHORA QUÉ?

Comencé a buscar información en Internet y lejos de encontrar respuestas me llené de dudas. La mayoría opina que un autor novel no tiene ninguna posibilidad y es mas probable que te toque la lotería que una editorial decente, se interese por tu obra.

Pensé en autopublicar, en coeditar y por ultimo me fijé en los concursos literarios. Una web muy completa y fiable es http://www.escritores.org. Personalmente( y lo digo por las horas y horas que pasé delante del ordenador recaudando información, testimonios, etc) creo que es la mejor forma de intentar abrirse camino.

No gané el concurso, pero conseguí mi objetivo:mi novela llegó a una editor. A partir de allí comencé a vivir un sueño: el sello Titania de la editorial Urano ha contratado mi novela, que se publicará este año, en junio. No puedo comentar nada por el momento, pero en breve tendré la portada  y la sinopsis y lo compartiré por aquí.

titania